Astenia primaveral: cuando no podemos seguir el ritmo

Astenia primaveral: cuando no podemos seguir el ritmo

Parece que la película de cada año, vuelve a repetirse.
Llega la primavera, y no conseguimos llegar a la hora de la cena en plena forma. A media mañana ya tenemos la bolsa del buen humor totalmente vacía,  la concentración se ha escondido detrás de la mesa, y pobre del que se acerque a buscar una nuestra buena compañía, porque no sabemos cómo, la irritabilidad y el nerviosismo están invadiendo nuestro aire…

Magnífica estación, que llena nuestos paisajes de colores intensos, y altera nuestras hormonas.
A unos más que a otros, nos altera la primavera. Y que felicidad sentirse vivo. Pero así y todo, parece ser cuesta arriba.
Pero este año vamos a tomar medidas de contención:

  • Comeremos cinco veces al día, para mantener la energía vital necesaria.
  • Consumiremos nueces, aportando magnesio, que disminuye la sensación de cansancio, y tienen efecto antiestrés.
  • Haremos de el plátano, la piña, el aguacate y de la ciruela, nuestras compañeras de cada día, ya que con los niveles de triptófano que nos aportan, ayudan a mantener los niveles óptimos de serotonina para que nuestro humor se mantenga en valores agradables.
  • Y como no va a ser menos, la Vitamina C de la naranja y el kiwi, nos mantendrán un estado de ánimo bien reforzado.
  • Nunca más caeremos en el abismo. Y gracias a una buena dieta, y si hace falta, unos complementos vitamínicos adecuados, llegaremos al verano en plenas condiciones.

Este año, ¡será diferente!

No Comments

Post A Comment